Nuevas recetas

En Canadá, los productores de jarabe se resisten a la manipulación de precios por parte del cártel de jarabe de arce

En Canadá, los productores de jarabe se resisten a la manipulación de precios por parte del cártel de jarabe de arce


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La federación de jarabes castiga a los agricultores que venden fuera del grupo imponiendo fuertes multas y confiscando sus suministros.

El negocio dulce y azucarado de la producción de jarabe de arce puede parecer totalmente inocuo para la mayoría, pero para Canadá, la industria está en realidad bajo el control cuidadoso de un cartel, aunque el gobierno local no lo llamará así, que controla el suministro y los precios de almíbar para todo el país.

Desde 2004, la organización, que un miembro de la Federación de Productores de Jarabe de Arce de Quebec llamó “la OPEP del jarabe de arce”, tiene el poder de decidir quién produce jarabe de arce y en qué cantidad.

Y aunque podría suponer que Vermont es la capital mundial del jarabe de arce, Quebec en realidad produce más del 70 por ciento de la oferta mundial.

"Para mantener los precios altos, la federación impone cuotas estrictas para los 7.400 productores de la provincia", según The New York Times. “En lugar de inundar el mercado durante años con cosechas abundantes, todo el jarabe producido más allá de esa cantidad se almacena en el almacén de la federación, lo que ayuda a apuntalar los precios al limitar la oferta. Cuando las temporadas son magras, libera el almíbar, para mantener el suministro y los precios estables ".

Con el apoyo del gobierno de Quebec, la federación solo ha crecido en poder. Los productores de jarabe de Quebec son castigados por operar "fuera" del sistema del cartel, que es lo que le sucedió a un granjero, Robert Hodge, cuyo suministro anual completo de 20,400 libras de jarabe de arce fue incautado porque estaba por encima de la cuota anual. El suministro valía aproximadamente $ 46,000.

La federación dice que a pesar del mal comportamiento ocasional de los agricultores, "las tres cuartas partes de nuestros miembros están contentos o muy contentos con lo que estamos haciendo". Actualmente, un barril de jarabe de Quebec vale más que un barril de petróleo crudo.


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en EE. UU. Y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? Durante siete trimestres consecutivos hasta mediados del año pasado, sus ventas han estado cayendo sin evidencia de un cambio. Big Macs y Coca-Cola alguna vez parecieron invencibles: la epidemia de obesidad y la diabetes resultante se dispararon en paralelo con sus ventas. Ahora su crecimiento se ha estancado.

Entonces, ¿a dónde va el dinero? El año pasado, los estudios de yoga y pilates en los EE. UU. Tuvieron ventas de $ 9 mil millones, un aumento interanual del 7,5%. Hay 30.000 empresas que emplean a 95.000 personas, aproximadamente tres por empresa. Es una horda de pequeñas empresas que capturan el anhelo de las personas por el bienestar físico, la fuerza central y la flexibilidad. Los entusiastas de los conejitos de yoga y el pilates están interesados ​​en la nutrición, la alimentación saludable, el microbioma intestinal y cualquier otra cosa que los oriente hacia una vida más larga, más saludable y más feliz. Hay pocas oportunidades de escalar en este mercado: hay algunas grandes cadenas de gimnasios, pero la mayoría de estas cosas saludables están a cargo de profesionales independientes o de un pequeño grupo local que también puede incluir asesoramiento nutricional, masajes y asesoramiento. En la economía solidaria y compartida del futuro, hay mucha más relación entre pares y mucha menos relación entre la empresa y el consumidor.

Sin embargo, no será fácil volver a encaminar a la humanidad.

Las décadas de comida chatarra desde la década de 1950 hasta la de 2000 significaron que nacieron muchos niños que heredaron el legado epigenético de la mala alimentación y el medio ambiente de sus padres. Sabemos que lo que come afecta su salud; ahora también sabemos que afecta sus genes y es un legado indeseable para sus hijos. No entraré en detalles sobre la metilación del ADN y la transferencia de ARN, pero baste decir que si un padre o una madre ingieren demasiados alimentos azucarados e industriales y se exponen a contaminantes ambientales como pesticidas, colorantes alimentarios y conservantes, su bebé comienza en la vida se nubla y es más probable que el niño sufra una intolerancia a la insulina que podría conducir a la diabetes. La buena noticia es que la epigenética actúa en ambos sentidos. Mucha de la basura que solía estropear nuestros genes ahora está fuera del sistema: cosas como el DDT, el plomo, la grasa hidrogenada, los colorantes y conservantes tóxicos y los altos niveles de residuos de pesticidas, fungicidas y herbicidas en nuestros alimentos son inexistentes. o mucho más bajo. Entonces, en el futuro, podríamos estar transmitiendo genes más saludables y robustos.

Cuando lanzamos Yin-Yang Ltd, la compañía de alimentos macrobióticos que se transformaría en Whole Earth, Vegeburger y Green & amp Black's, pensamos que la revolución de la alimentación saludable terminaría a principios de la década de 1970. Fue tan obvio. Pensamos ingenuamente que todo el mundo lo haría; después de todo, ¿quién no quería vivir una vida larga y saludable? Como dijo mi hermano Gregory, estábamos mirando el futuro a través del extremo equivocado del telescopio. Vimos el futuro, estábamos fuera por 40 o 50 años. Boo-hoo sobre las vidas arruinadas a lo largo del camino, pero a la última, ¡hurra por la inminente reversión del declive de la humanidad!


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en los EE. UU., Y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? Durante siete trimestres consecutivos hasta mediados del año pasado, sus ventas han estado cayendo sin evidencia de un cambio. Big Macs y Coca-Cola alguna vez parecieron invencibles: la epidemia de obesidad y la diabetes resultante se dispararon en paralelo con sus ventas. Ahora su crecimiento se ha estancado.

Entonces, ¿a dónde va el dinero? El año pasado, los estudios de yoga y pilates en los EE. UU. Tuvieron ventas de $ 9 mil millones, un aumento interanual del 7,5%. Hay 30.000 empresas que emplean a 95.000 personas, aproximadamente tres por empresa. Es una horda de pequeñas empresas que capturan el anhelo de las personas por el bienestar físico, la fuerza central y la flexibilidad. Los entusiastas de los conejitos de yoga y el pilates están interesados ​​en la nutrición, la alimentación saludable, el microbioma intestinal y cualquier otra cosa que los oriente hacia una vida más larga, más saludable y más feliz. Hay pocas oportunidades de escalar en este mercado: hay algunas grandes cadenas de gimnasios, pero la mayoría de estas cosas saludables están a cargo de profesionales independientes o de un pequeño grupo local que también puede incluir asesoramiento nutricional, masajes y asesoramiento. En la economía solidaria y compartida del futuro, hay mucha más relación entre pares y mucha menos relación entre la empresa y el consumidor.

Sin embargo, no será fácil volver a encaminar a la humanidad.

Las décadas de comida chatarra desde la década de 1950 hasta la de 2000 significaron que nacieron muchos niños que heredaron el legado epigenético de la mala alimentación y el medio ambiente de sus padres. Sabemos que lo que come afecta su salud; ahora también sabemos que afecta sus genes y es un legado indeseable para sus hijos. No entraré en detalles sobre la metilación del ADN y la transferencia de ARN, pero baste decir que si un padre o una madre ingieren demasiados alimentos azucarados e industriales y se exponen a contaminantes ambientales como pesticidas, colorantes alimentarios y conservantes, su bebé comienza en la vida se nubla y es más probable que el niño sufra una intolerancia a la insulina que podría conducir a la diabetes. La buena noticia es que la epigenética actúa en ambos sentidos. Mucha de la basura que solía estropear nuestros genes ahora está fuera del sistema: cosas como el DDT, el plomo, la grasa hidrogenada, los colorantes y conservantes tóxicos y los altos niveles de residuos de pesticidas, fungicidas y herbicidas en nuestros alimentos son inexistentes. o mucho más bajo. Entonces, en el futuro, podríamos estar transmitiendo genes más saludables y robustos.

Cuando lanzamos Yin-Yang Ltd, la compañía de alimentos macrobióticos que se transformaría en Whole Earth, Vegeburger y Green & amp Black's, pensamos que la revolución de la alimentación saludable terminaría a principios de la década de 1970. Fue tan obvio. Pensamos ingenuamente que todos lo aceptarían; después de todo, ¿quién no quería vivir una vida larga y saludable? Como dijo mi hermano Gregory, estábamos mirando el futuro a través del extremo equivocado del telescopio. Vimos el futuro, estábamos fuera por 40 o 50 años. Boo-hoo sobre las vidas arruinadas a lo largo del camino, pero a la última, ¡hurra por la inminente reversión del declive de la humanidad!


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en los EE. UU., Y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? Durante siete trimestres consecutivos hasta mediados del año pasado, sus ventas han estado cayendo sin evidencia de un cambio. Big Macs y Coca-Cola alguna vez parecieron invencibles: la epidemia de obesidad y la diabetes resultante se dispararon en paralelo con sus ventas. Ahora su crecimiento se ha estancado.

Entonces, ¿a dónde va el dinero? El año pasado, los estudios de yoga y pilates en los EE. UU. Tuvieron ventas de $ 9 mil millones, un aumento interanual del 7,5%. Hay 30.000 empresas que emplean a 95.000 personas, aproximadamente tres por empresa. Es una horda de pequeñas empresas que capturan el anhelo de las personas por el bienestar físico, la fuerza central y la flexibilidad. Los entusiastas de los conejitos de yoga y el pilates están interesados ​​en la nutrición, la alimentación saludable, el microbioma intestinal y cualquier otra cosa que los oriente hacia una vida más larga, más saludable y más feliz. Hay pocas oportunidades de escalar en este mercado: hay algunas grandes cadenas de gimnasios, pero la mayoría de estas cosas saludables están a cargo de profesionales independientes o de un pequeño grupo local que también puede incluir asesoramiento nutricional, masajes y asesoramiento. En la economía solidaria y compartida del futuro, hay mucha más relación entre pares y mucha menos relación entre la empresa y el consumidor.

Sin embargo, no será fácil volver a encaminar a la humanidad.

Las décadas de comida chatarra desde la década de 1950 hasta la de 2000 significaron que nacieron muchos niños que heredaron el legado epigenético de la mala alimentación y el medio ambiente de sus padres. Sabemos que lo que come afecta su salud; ahora también sabemos que afecta sus genes y es un legado indeseable para sus hijos. No entraré en detalles sobre la metilación del ADN y la transferencia de ARN, pero baste decir que si un padre o una madre ingieren demasiados alimentos azucarados e industriales y se exponen a contaminantes ambientales como pesticidas, colorantes alimentarios y conservantes, su bebé comienza en la vida se nubla y es más probable que el niño sufra una intolerancia a la insulina que podría conducir a la diabetes. La buena noticia es que la epigenética actúa en ambos sentidos. Mucha de la basura que solía estropear nuestros genes ahora está fuera del sistema: cosas como el DDT, el plomo, la grasa hidrogenada, los colorantes y conservantes tóxicos y los altos niveles de residuos de pesticidas, fungicidas y herbicidas en nuestros alimentos son inexistentes. o mucho más bajo. Entonces, en el futuro, podríamos estar transmitiendo genes más saludables y robustos.

Cuando lanzamos Yin-Yang Ltd, la empresa de alimentos macrobióticos que se transformaría en Whole Earth, Vegeburger y Green & amp Black’s, pensamos que la revolución de la alimentación saludable terminaría a principios de la década de 1970. Fue tan obvio. Pensamos ingenuamente que todos lo aceptarían; después de todo, ¿quién no quería vivir una vida larga y saludable? Como dijo mi hermano Gregory, estábamos mirando el futuro a través del extremo equivocado del telescopio. Vimos el futuro, estábamos fuera por 40 o 50 años. Boo-hoo sobre las vidas arruinadas a lo largo del camino, pero a la última, ¡hurra por la inminente reversión del declive de la humanidad!


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año es menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en EE. UU. Y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? Durante siete trimestres consecutivos hasta mediados del año pasado, sus ventas han estado cayendo sin evidencia de un cambio. Las Big Macs y Coke alguna vez parecieron invencibles: la epidemia de obesidad y la diabetes resultante se dispararon en paralelo con sus ventas. Ahora su crecimiento se ha estancado.

Entonces, ¿a dónde va el dinero? El año pasado, los estudios de yoga y pilates en los EE. UU. Tuvieron ventas de $ 9 mil millones, un aumento interanual del 7,5%. Hay 30.000 empresas que emplean a 95.000 personas, unas tres por empresa. Es una horda de pequeñas empresas que capturan el anhelo de las personas por el bienestar físico, la fuerza central y la flexibilidad. Los entusiastas de los conejitos de yoga y el pilates están interesados ​​en la nutrición, la alimentación saludable, el microbioma intestinal y cualquier otra cosa que los oriente hacia una vida más larga, más saludable y más feliz. Hay pocas oportunidades de escalar en este mercado: hay algunas grandes cadenas de gimnasios, pero la mayoría de estas cosas saludables están a cargo de profesionales independientes o de un pequeño grupo local que también puede incluir asesoramiento nutricional, masajes y asesoramiento. En la economía solidaria y compartida del futuro, hay mucha más relación entre pares y mucha menos relación entre la empresa y el consumidor.

Sin embargo, no será fácil volver a encaminar a la humanidad.

Las décadas de comida chatarra desde la década de 1950 hasta la de 2000 significaron que nacieron muchos niños que heredaron el legado epigenético de la mala alimentación y el medio ambiente de sus padres. Sabemos que lo que come afecta su salud; ahora también sabemos que afecta sus genes y es un legado indeseable para sus hijos. No entraré en detalles sobre la metilación del ADN y la transferencia de ARN, pero basta con decir que si un padre o una madre ingieren demasiados alimentos azucarados e industriales y están expuestos a contaminantes ambientales como pesticidas, colorantes alimentarios y conservantes, su bebé comienza en la vida se nubla y es más probable que el niño sufra una intolerancia a la insulina que podría conducir a la diabetes. La buena noticia es que la epigenética actúa en ambos sentidos. Mucha de la basura que solía estropear nuestros genes ahora está fuera del sistema: cosas como el DDT, el plomo, la grasa hidrogenada, los colorantes y conservantes tóxicos y los altos niveles de residuos de pesticidas, fungicidas y herbicidas en nuestros alimentos son inexistentes. o mucho más bajo. Entonces, en el futuro, podríamos estar transmitiendo genes más saludables y robustos.

Cuando lanzamos Yin-Yang Ltd, la empresa de alimentos macrobióticos que se transformaría en Whole Earth, Vegeburger y Green & amp Black’s, pensamos que la revolución de la alimentación saludable terminaría a principios de la década de 1970. Fue tan obvio. Pensamos ingenuamente que todo el mundo lo haría; después de todo, ¿quién no quería vivir una vida larga y saludable? Como dijo mi hermano Gregory, estábamos mirando el futuro a través del extremo equivocado del telescopio. Vimos el futuro, estábamos fuera por 40 o 50 años. Boo-hoo sobre las vidas arruinadas a lo largo del camino, pero a la última, ¡hurra por la inminente reversión del declive de la humanidad!


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en EE. UU. Y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? Durante siete trimestres consecutivos hasta mediados del año pasado, sus ventas han estado cayendo sin evidencia de un cambio. Las Big Macs y Coke alguna vez parecieron invencibles: la epidemia de obesidad y la diabetes resultante se dispararon en paralelo con sus ventas. Ahora su crecimiento se ha estancado.

Entonces, ¿a dónde va el dinero? El año pasado, los estudios de yoga y pilates en los EE. UU. Tuvieron ventas de $ 9 mil millones, un aumento interanual del 7,5%. Hay 30.000 empresas que emplean a 95.000 personas, aproximadamente tres por empresa. Es una horda de pequeñas empresas que capturan el anhelo de las personas por el bienestar físico, la fuerza central y la flexibilidad. Los entusiastas de los conejitos de yoga y el pilates están interesados ​​en la nutrición, la alimentación saludable, el microbioma intestinal y cualquier otra cosa que los oriente hacia una vida más larga, más saludable y más feliz. Hay pocas oportunidades de escalar en este mercado: hay algunas grandes cadenas de gimnasios, pero la mayoría de estas cosas saludables están a cargo de profesionales independientes o de un pequeño grupo local que también puede incluir asesoramiento nutricional, masajes y asesoramiento. En la economía solidaria y compartida del futuro, hay mucha más relación entre pares y mucha menos relación entre la empresa y el consumidor.

Sin embargo, no será fácil volver a encaminar a la humanidad.

Las décadas de comida chatarra desde la década de 1950 hasta la de 2000 significaron que nacieron muchos niños que heredaron el legado epigenético de la mala alimentación y el medio ambiente de sus padres. Sabemos que lo que come afecta su salud; ahora también sabemos que afecta sus genes y es un legado indeseable para sus hijos. No entraré en detalles sobre la metilación del ADN y la transferencia de ARN, pero basta con decir que si un padre o una madre ingieren demasiados alimentos azucarados e industriales y están expuestos a contaminantes ambientales como pesticidas, colorantes alimentarios y conservantes, su bebé comienza en la vida se nubla y es más probable que el niño sufra una intolerancia a la insulina que podría conducir a la diabetes. La buena noticia es que la epigenética actúa en ambos sentidos. Mucha de la basura que solía estropear nuestros genes ahora está fuera del sistema: cosas como el DDT, el plomo, la grasa hidrogenada, los colorantes y conservantes tóxicos y los altos niveles de residuos de pesticidas, fungicidas y herbicidas en nuestros alimentos son inexistentes. o mucho más bajo. Entonces, en el futuro, podríamos estar transmitiendo genes más saludables y robustos.

Cuando lanzamos Yin-Yang Ltd, la empresa de alimentos macrobióticos que se transformaría en Whole Earth, Vegeburger y Green & amp Black’s, pensamos que la revolución de la alimentación saludable terminaría a principios de la década de 1970. Fue tan obvio. Pensamos ingenuamente que todo el mundo lo haría; después de todo, ¿quién no quería vivir una vida larga y saludable? Como dijo mi hermano Gregory, estábamos mirando el futuro a través del extremo equivocado del telescopio. Vimos el futuro, estábamos fuera por 40 o 50 años. Boo-hoo sobre las vidas arruinadas a lo largo del camino, pero a la última, ¡hurra por la inminente reversión del declive de la humanidad!


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año es menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en los EE. UU., Y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? Durante siete trimestres consecutivos hasta mediados del año pasado, sus ventas han estado cayendo sin evidencia de un cambio. Big Macs y Coca-Cola alguna vez parecieron invencibles: la epidemia de obesidad y la diabetes resultante se dispararon en paralelo con sus ventas. Ahora su crecimiento se ha estancado.

Entonces, ¿a dónde va el dinero? El año pasado, los estudios de yoga y pilates en los EE. UU. Tuvieron ventas de $ 9 mil millones, un aumento interanual del 7,5%. Hay 30.000 empresas que emplean a 95.000 personas, aproximadamente tres por empresa. Es una horda de pequeñas empresas que capturan el anhelo de las personas por el bienestar físico, la fuerza central y la flexibilidad. Los entusiastas de los conejitos de yoga y el pilates están interesados ​​en la nutrición, la alimentación saludable, el microbioma intestinal y cualquier otra cosa que los oriente hacia una vida más larga, más saludable y más feliz. Hay pocas oportunidades de escalar en este mercado; hay algunas grandes cadenas de gimnasios, pero la mayoría de estas cosas saludables están a cargo de profesionales independientes o de un pequeño grupo local que también puede incluir asesoramiento nutricional, masajes y asesoramiento. En la economía solidaria y compartida del futuro, hay mucha más relación entre pares y mucha menos relación entre la empresa y el consumidor.

Sin embargo, no será fácil volver a encaminar a la humanidad.

Las décadas de comida chatarra desde la década de 1950 hasta la de 2000 significaron que nacieron muchos niños que heredaron el legado epigenético de la mala alimentación y el medio ambiente de sus padres. Sabemos que lo que come afecta su salud; ahora también sabemos que afecta sus genes y es un legado indeseable para sus hijos. No entraré en detalles sobre la metilación del ADN y la transferencia de ARN, pero basta con decir que si un padre o una madre ingieren demasiados alimentos azucarados e industriales y están expuestos a contaminantes ambientales como pesticidas, colorantes alimentarios y conservantes, su bebé comienza en la vida se nubla y es más probable que el niño sufra una intolerancia a la insulina que podría conducir a la diabetes. La buena noticia es que la epigenética actúa en ambos sentidos. Mucha de la basura que solía estropear nuestros genes ahora está fuera del sistema: cosas como DDT, plomo, grasa hidrogenada, colorantes y conservantes tóxicos y altos niveles de residuos de pesticidas, fungicidas y herbicidas en nuestros alimentos son inexistentes. o mucho más bajo. Entonces, en el futuro, podríamos estar transmitiendo genes más saludables y robustos.

Cuando lanzamos Yin-Yang Ltd, la empresa de alimentos macrobióticos que se transformaría en Whole Earth, Vegeburger y Green & amp Black’s, pensamos que la revolución de la alimentación saludable terminaría a principios de la década de 1970. Fue tan obvio. Pensamos ingenuamente que todo el mundo lo haría; después de todo, ¿quién no quería vivir una vida larga y saludable? Como dijo mi hermano Gregory, estábamos mirando el futuro a través del extremo equivocado del telescopio. Vimos el futuro, estábamos fuera por 40 o 50 años. Boo-hoo sobre las vidas arruinadas a lo largo del camino, pero a la última, ¡hurra por la inminente reversión del declive de la humanidad!


Anímate, acabamos de revertir el declive de la humanidad

¿Podría ser este el gran cambio de estilo de vida con el que hemos estado soñando y esperando?

Cada año, durante décadas, ha habido un aumento anual de nuevos casos de diabetes tipo 2, lo que se correlaciona con cifras comparables de obesidad, que es un factor de cáncer y enfermedades cardíacas. Esa es la mala noticia. ¿Cuáles son las buenas noticias?

Durante los últimos 6 años (promediados para evitar "interrupciones"), la investigación muestra que ha habido una DECLINACIÓN significativa en la incidencia de diabetes en los EE. UU. La diabetes sigue ocurriendo, pero cada año menos. Eso significa que, en el futuro, probablemente habrá menos cáncer, menos obesidad y menos enfermedades cardíacas. El gráfico ascendente interminable está entrando en una recesión.

Los investigadores, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del gobierno de EE. UU., Analizaron lo que podría estar detrás de esta noticia alentadora. ¿Su estudiada conclusión? Las personas son más conscientes de la salud que hasta ahora y esto se refleja en elecciones de alimentos saludables e informadas y un mayor compromiso con el ejercicio y el trabajo corporal regulares, incluidos el yoga y el pilates. En otras palabras, el mensaje de una vida saludable se está transmitiendo. Más personas que nunca compran en tiendas de alimentos naturales o en Whole Foods Market. Los supermercados están dando cada vez más espacio a los alimentos orgánicos y saludables. Siempre hemos dicho que esto podría suceder y ahora la evidencia está en que un estilo de vida saludable previene las enfermedades degenerativas.

Entonces, ¿dónde pone eso a Coca Cola? Sus ventas han bajado en Estados Unidos y el mercado internacional también se está debilitando.

¿Y MacDonalds? For seven straight quarters up to the middle of last year, their sales have been dropping with no evidence of a turnaround. Big Macs and Coke once seemed invincible – the obesity epidemic and resulting diabetes soared in parallel with their sales. Now their growth has stalled.

So where is the money going? Last year yoga and pilates studios in the US had sales of $9 billion, up 7.5% year on year. There are 30,000 businesses employing 95,000 people, about three per business. It’s a horde of small enterprises that are capturing people’s longing for physical wellbeing, core strength and flexibility. The yoga bunnies and pilates enthusiasts are alive to nutrition, healthy eating, the gut microbiome and anything else that points them towards a longer, healthier and happier life. There’s little opportunity for scale in this market – there are a few big gym chains but most of this healthy stuff is run by sole practitioners or a small local group that might also include nutritional advice, massage and counseling. In the caring, sharing economy of the future there is a lot more peer-to-peer and a lot less corporate-to-consumer relationship.

It’s not going to be easy to get humankind back on track, though.

The junk food decades from the 1950s to the 2000s meant that a lot of kids were born who inherited the epigenetic legacy of their parents’ poor diet and environment. We know that what you eat affects your health – now we also know it affects your genes and is an undesirable legacy to your children. I won’t go into the detail of DNA methylation and transfer RNAs, but suffice to say that if a father or a mother eats too much sugary and industrial food and is exposed to environmental contaminants such as pesticides, food colouring and preservatives their baby’s start in life is clouded and the kid is more likely to suffer impaired insulin tolerance that could lead to diabetes. The good news is that epigenetics cuts both ways. A lot of the crap that used to screw up our genes is now out of the system – things like DDT, lead, hydrogenated fat, toxic dyes and preservatives and high levels of pesticide, fungicide and herbicide residues in our food are all non-existent or much lower. So going forward we could be passing on healthier and more robust genes.

When we launched Yin-Yang Ltd, the macrobiotic food company that would morph into Whole Earth, Vegeburger and Green & Black’s, we thought the healthy eating revolution would be over by the early 1970s. It was so obvious. We naively thought everyone would go for it – after all, who didn’t want to live a long and healthy life? As my brother Gregory said, we were looking at the future through the wrong end of the telescope. We saw the future, we were just out by 40 or 50 years. Boo-hoo about the ruined lives along the way, but hip hip hurrah for the coming reversal of humanity’s decline.


Cheer up, we just reversed humanity’s decline

Could this be the Big Lifestyle Turnaround that we’ve been dreaming about and waiting for?

Every year for decades there has been an annual increase in new cases of Type 2 diabetes, which correlates with comparable figures for obesity, which is a factor in cancer and heart disease. That’s the bad news. What’s the good news?

Over the last 6 years (averaged to avoid ‘blips’) research shows there has been a significant DECLINE in incidence of diabetes in the US. Diabetes is still happening, but less and less each year. That means that, going forward, there will likely be less cancer, less obesity and less heart disease. The endless upward graph is going into a downturn.

The researchers, at the US Governments Centers for Disease Control and Prevention (CDC), took a shot at what might be behind this encouraging news. Their studied conclusion? People are more health conscious than hitherto and this is reflected in healthy and informed food choices and greater commitment to regular exercise and bodywork, including yoga and pilates. In other words, the message of healthy living is getting through. More people than ever are shopping at natural food stores or Whole Foods Market. Supermarkets are giving more and more space to organic and healthy foods. We’ve always said that this could happen and now the evidence is in that a healthy lifestyle prevents degenerative disease.

So where does that put Coca Cola? Their sales are down in the US, with the international market also weakening.

And MacDonalds? For seven straight quarters up to the middle of last year, their sales have been dropping with no evidence of a turnaround. Big Macs and Coke once seemed invincible – the obesity epidemic and resulting diabetes soared in parallel with their sales. Now their growth has stalled.

So where is the money going? Last year yoga and pilates studios in the US had sales of $9 billion, up 7.5% year on year. There are 30,000 businesses employing 95,000 people, about three per business. It’s a horde of small enterprises that are capturing people’s longing for physical wellbeing, core strength and flexibility. The yoga bunnies and pilates enthusiasts are alive to nutrition, healthy eating, the gut microbiome and anything else that points them towards a longer, healthier and happier life. There’s little opportunity for scale in this market – there are a few big gym chains but most of this healthy stuff is run by sole practitioners or a small local group that might also include nutritional advice, massage and counseling. In the caring, sharing economy of the future there is a lot more peer-to-peer and a lot less corporate-to-consumer relationship.

It’s not going to be easy to get humankind back on track, though.

The junk food decades from the 1950s to the 2000s meant that a lot of kids were born who inherited the epigenetic legacy of their parents’ poor diet and environment. We know that what you eat affects your health – now we also know it affects your genes and is an undesirable legacy to your children. I won’t go into the detail of DNA methylation and transfer RNAs, but suffice to say that if a father or a mother eats too much sugary and industrial food and is exposed to environmental contaminants such as pesticides, food colouring and preservatives their baby’s start in life is clouded and the kid is more likely to suffer impaired insulin tolerance that could lead to diabetes. The good news is that epigenetics cuts both ways. A lot of the crap that used to screw up our genes is now out of the system – things like DDT, lead, hydrogenated fat, toxic dyes and preservatives and high levels of pesticide, fungicide and herbicide residues in our food are all non-existent or much lower. So going forward we could be passing on healthier and more robust genes.

When we launched Yin-Yang Ltd, the macrobiotic food company that would morph into Whole Earth, Vegeburger and Green & Black’s, we thought the healthy eating revolution would be over by the early 1970s. It was so obvious. We naively thought everyone would go for it – after all, who didn’t want to live a long and healthy life? As my brother Gregory said, we were looking at the future through the wrong end of the telescope. We saw the future, we were just out by 40 or 50 years. Boo-hoo about the ruined lives along the way, but hip hip hurrah for the coming reversal of humanity’s decline.


Cheer up, we just reversed humanity’s decline

Could this be the Big Lifestyle Turnaround that we’ve been dreaming about and waiting for?

Every year for decades there has been an annual increase in new cases of Type 2 diabetes, which correlates with comparable figures for obesity, which is a factor in cancer and heart disease. That’s the bad news. What’s the good news?

Over the last 6 years (averaged to avoid ‘blips’) research shows there has been a significant DECLINE in incidence of diabetes in the US. Diabetes is still happening, but less and less each year. That means that, going forward, there will likely be less cancer, less obesity and less heart disease. The endless upward graph is going into a downturn.

The researchers, at the US Governments Centers for Disease Control and Prevention (CDC), took a shot at what might be behind this encouraging news. Their studied conclusion? People are more health conscious than hitherto and this is reflected in healthy and informed food choices and greater commitment to regular exercise and bodywork, including yoga and pilates. In other words, the message of healthy living is getting through. More people than ever are shopping at natural food stores or Whole Foods Market. Supermarkets are giving more and more space to organic and healthy foods. We’ve always said that this could happen and now the evidence is in that a healthy lifestyle prevents degenerative disease.

So where does that put Coca Cola? Their sales are down in the US, with the international market also weakening.

And MacDonalds? For seven straight quarters up to the middle of last year, their sales have been dropping with no evidence of a turnaround. Big Macs and Coke once seemed invincible – the obesity epidemic and resulting diabetes soared in parallel with their sales. Now their growth has stalled.

So where is the money going? Last year yoga and pilates studios in the US had sales of $9 billion, up 7.5% year on year. There are 30,000 businesses employing 95,000 people, about three per business. It’s a horde of small enterprises that are capturing people’s longing for physical wellbeing, core strength and flexibility. The yoga bunnies and pilates enthusiasts are alive to nutrition, healthy eating, the gut microbiome and anything else that points them towards a longer, healthier and happier life. There’s little opportunity for scale in this market – there are a few big gym chains but most of this healthy stuff is run by sole practitioners or a small local group that might also include nutritional advice, massage and counseling. In the caring, sharing economy of the future there is a lot more peer-to-peer and a lot less corporate-to-consumer relationship.

It’s not going to be easy to get humankind back on track, though.

The junk food decades from the 1950s to the 2000s meant that a lot of kids were born who inherited the epigenetic legacy of their parents’ poor diet and environment. We know that what you eat affects your health – now we also know it affects your genes and is an undesirable legacy to your children. I won’t go into the detail of DNA methylation and transfer RNAs, but suffice to say that if a father or a mother eats too much sugary and industrial food and is exposed to environmental contaminants such as pesticides, food colouring and preservatives their baby’s start in life is clouded and the kid is more likely to suffer impaired insulin tolerance that could lead to diabetes. The good news is that epigenetics cuts both ways. A lot of the crap that used to screw up our genes is now out of the system – things like DDT, lead, hydrogenated fat, toxic dyes and preservatives and high levels of pesticide, fungicide and herbicide residues in our food are all non-existent or much lower. So going forward we could be passing on healthier and more robust genes.

When we launched Yin-Yang Ltd, the macrobiotic food company that would morph into Whole Earth, Vegeburger and Green & Black’s, we thought the healthy eating revolution would be over by the early 1970s. It was so obvious. We naively thought everyone would go for it – after all, who didn’t want to live a long and healthy life? As my brother Gregory said, we were looking at the future through the wrong end of the telescope. We saw the future, we were just out by 40 or 50 years. Boo-hoo about the ruined lives along the way, but hip hip hurrah for the coming reversal of humanity’s decline.


Cheer up, we just reversed humanity’s decline

Could this be the Big Lifestyle Turnaround that we’ve been dreaming about and waiting for?

Every year for decades there has been an annual increase in new cases of Type 2 diabetes, which correlates with comparable figures for obesity, which is a factor in cancer and heart disease. That’s the bad news. What’s the good news?

Over the last 6 years (averaged to avoid ‘blips’) research shows there has been a significant DECLINE in incidence of diabetes in the US. Diabetes is still happening, but less and less each year. That means that, going forward, there will likely be less cancer, less obesity and less heart disease. The endless upward graph is going into a downturn.

The researchers, at the US Governments Centers for Disease Control and Prevention (CDC), took a shot at what might be behind this encouraging news. Their studied conclusion? People are more health conscious than hitherto and this is reflected in healthy and informed food choices and greater commitment to regular exercise and bodywork, including yoga and pilates. In other words, the message of healthy living is getting through. More people than ever are shopping at natural food stores or Whole Foods Market. Supermarkets are giving more and more space to organic and healthy foods. We’ve always said that this could happen and now the evidence is in that a healthy lifestyle prevents degenerative disease.

So where does that put Coca Cola? Their sales are down in the US, with the international market also weakening.

And MacDonalds? For seven straight quarters up to the middle of last year, their sales have been dropping with no evidence of a turnaround. Big Macs and Coke once seemed invincible – the obesity epidemic and resulting diabetes soared in parallel with their sales. Now their growth has stalled.

So where is the money going? Last year yoga and pilates studios in the US had sales of $9 billion, up 7.5% year on year. There are 30,000 businesses employing 95,000 people, about three per business. It’s a horde of small enterprises that are capturing people’s longing for physical wellbeing, core strength and flexibility. The yoga bunnies and pilates enthusiasts are alive to nutrition, healthy eating, the gut microbiome and anything else that points them towards a longer, healthier and happier life. There’s little opportunity for scale in this market – there are a few big gym chains but most of this healthy stuff is run by sole practitioners or a small local group that might also include nutritional advice, massage and counseling. In the caring, sharing economy of the future there is a lot more peer-to-peer and a lot less corporate-to-consumer relationship.

It’s not going to be easy to get humankind back on track, though.

The junk food decades from the 1950s to the 2000s meant that a lot of kids were born who inherited the epigenetic legacy of their parents’ poor diet and environment. We know that what you eat affects your health – now we also know it affects your genes and is an undesirable legacy to your children. I won’t go into the detail of DNA methylation and transfer RNAs, but suffice to say that if a father or a mother eats too much sugary and industrial food and is exposed to environmental contaminants such as pesticides, food colouring and preservatives their baby’s start in life is clouded and the kid is more likely to suffer impaired insulin tolerance that could lead to diabetes. The good news is that epigenetics cuts both ways. A lot of the crap that used to screw up our genes is now out of the system – things like DDT, lead, hydrogenated fat, toxic dyes and preservatives and high levels of pesticide, fungicide and herbicide residues in our food are all non-existent or much lower. So going forward we could be passing on healthier and more robust genes.

When we launched Yin-Yang Ltd, the macrobiotic food company that would morph into Whole Earth, Vegeburger and Green & Black’s, we thought the healthy eating revolution would be over by the early 1970s. It was so obvious. We naively thought everyone would go for it – after all, who didn’t want to live a long and healthy life? As my brother Gregory said, we were looking at the future through the wrong end of the telescope. We saw the future, we were just out by 40 or 50 years. Boo-hoo about the ruined lives along the way, but hip hip hurrah for the coming reversal of humanity’s decline.


Ver el vídeo: Extracción de Sirope de Arce Jarabe de Arce o Miel de Maple (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Stuart

    Estas equivocado. Estoy seguro. Escribe en PM, hablaremos.

  2. Simon

    Confirmo. Entonces sucede. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  3. Icnoyotl

    Como la falta de gusto

  4. Weatherly

    Es con este artículo que empiezo a leer este blog. Más un suscriptor

  5. Felton

    Hablaremos por esta pregunta.

  6. Tugar

    Por supuesto, lo siento, pero esta opción no me conviene.



Escribe un mensaje